Salman Rushdie, el escritor que provocó al Islam

19/06/17
Salman Rushdie, el escritor que provocó al Islam

Miles de islamistas consideraron su obra como una blasfemia. (Foto: Twitter)

A finales de los años 80, el escritor británico de origen indio, Salman Rushdie, nacido en la ciudad de Bombay el 19 de junio de 1947, ya gozaba de prestigio, pues su segunda novela, Los hijos de la medianoche, publicada en 1980, había ganado en 1981 el Premio Booker, el reconocimiento literario más importante del Reino Unido.

Pero fue en septiembre de 1988 cuando el nombre de Rushdie comenzó a sonar por todo el mundo, tras la publicación de su controversial obra Los versos satánicos, en la que, por medio del realismo mágico heredado de autores latinoamericanos, contó tres historias.

En la primera habló de dos hombres, actores indios, quienes sobreviven a un atentado que derriba el avión en el que viajaban y logran alcanzar la costa inglesa. Después, ambos comienzan a transfigurarse, uno en una imagen de halo angelical, y el otro en lo que parece ser un demonio, con cuernos y pezuñas, lo que establece un juego de apariencias.

En esa narrativa principal Rushdie intercaló visiones. Una de ellas es la de una pequeña niña campesina que, rodeada de mariposas y tras una iluminación, guía a un grupo de peregrinos hacia La Meca, pero, al llegar a la costa del Mar de Arabia, todos mueren ahogados.

Fue la secuencia donde aparece Mahound, un personaje muy similar a Mahoma, quien funda una religión en el desierto, la que provocó que el libro pasara a la historia, pues, al ser considerado por varios miembros del mundo musulmán como una blasfemia en contra del Islam, se prohibió su lectura en diferentes países.

Sólo 70 páginas de las 550 que conforman la obra bastaron para que, el 14 de febrero de 1989, el ayatolá Jomeini proclamara un edicto (fatwa), en el que pedía a la población musulmana ejecutar a cualquier persona relacionada con la publicación del libro. Algunos días después, el 24 de febrero, el líder político ofreció una recompensa de 3 millones de dólares a quien asesinara a Rushdie, por lo que el escritor fue puesto bajo protección del gobierno británico y permaneció oculto hasta 1998.

Quemas de libros y protestas fuera de las embajadas británicas ocurrieron a causa del provocador contenido del libro. Hitoshi Igarashi, traductor de la edición japonesa, no logró salvar la vida después de un ataque perpetrado por extremistas, mientras que el editor italiano Ettore Capriolo y el editor noruego William Nygaard sufrieron brutales ataques de parte de fanáticos musulmanes.

“No tenía intención de ser irrespetuoso de la religión en sí o de su fundador. Pensé: ‘No lo llamaré Mahoma, no lo llamaré La Meca, no lo llamaré Islam, vamos a ponerlo en un sueño’… ¿Qué tan lejos puedes ir antes de decir que no estoy tratando de hacer un ataque literal al Islam, sino de abrir una discusión sobre algunos de los temas que surgen de la experiencia religiosa?”, expresó Rushdie, proveniente de una familia no creyente.

Mientras estuvo escondido, en 1993, Los hijos de la medianoche obtuvo el premio Booker of Bookers, concedido al mejor libro de todos los que hasta ese momento habían ganado el Premio Booker en sus primeros 25 años, por lo que esta obra es considerada como la mejor de Rushdie y ha pasado a formar parte de los grandes títulos de la literatura universal.

Casi 20 años después de iniciada, la polémica volvió a subir de tono en junio de 2007, cuando la Reina Isabel II de Inglaterra y el gobierno británico dieron a Rushdie el título de Sir por su trabajo literario, lo que provocó el repudio de los gobiernos de Egipto e Irán, y la manifestación de diversos grupos talibanes en Malasia, Afganistán y Pakistán.

Salman Rushdie comenzó su carrera literaria en 1975 con el relato fantástico Grimus. En 1983 publicó Vergüenza y, en 1987, La sonrisa del jaguar. Otras de sus obras son la alegoría infantil Harún y el mar de las historias (1990), el libro de relatos Este, oeste (1994) y las novelas El último suspiro del moro (1995), El suelo bajo sus pies (1999) y Furia (2001). Su octava novela para adultos, Shalimar el payaso apareció en 2005, tres años después vio la luz La encantadora de Florencia, mientras que en 2010 presentó la narración infantil Luka y el fuego de la vida y en 2015 estrenó Dos años, ocho meses y veintiocho noches.