18 momentos del Vive Latino

20/03/17

Un año más y otro Vive Latino que se va. Dieciocho años de festival lo ha consolidado como el más importante de La Capital – pese a lo repetitivo que puedan resultar sus alineaciones – gracias a que siempre han quedado momentos especialísimos, entre apariciones sorpresa y actuaciones para el recuerdo.

Aprovechando el puente laboral para recuperarnos, recordemos 18 momentos de la pasada edición para honrar al Vive, la fiesta musical más grande de México:

1. The 5, 6, 7 8’s. La banda que Kill Bill vol.1  de Quentin Tarantino grabó en la memoria de tantos gracias a que musicalizaron el preámbulo de una de las mejores masacres jamás filmadas. El combo de japonesas fue de las sorpresas del festival ejecutando sus canciones garaje rock durante las primeras horas del evento.

2. La Tremenda Korte. Hace una década el Vive Latino alineaba con un porcentaje mayoritario de bandas de ska, sin embargo al paso de los años esto cambió. La Tremenda Korte recordó aquellos tiempos en el Escenario Pilsner Plata tocando sus ska-core con éxitos como “Veneno” y “Tanto amor me marea.”

3. Inspector. Los regiomontanos fueron otro combo de ska que recordó el tiempo en que el género abundaba en el Vive. La imponente voz de Big Javi retumbó en el escenario principal con “Como un sol”, “Amnesia” e “Y qué”, mientras la banda tocaba el ska two-tone más fino de México.

4. Jake Bugg. Aunque pareciera que el británico podría pertenecer a otro tipo de festivales, Jake Bugg convocó una buena oleada de fanáticos en el Escenario VL, tercero en importancia del Vive, donde los acordes country de canciones como “Lightning bolt” lo colocaro como uno de las mejores presentaciones del día uno.

5. Los Caligaris. Si algo no puede faltar en un Vive Latina son las bandas argentinas y entre ellas, Los Caligaris. El grupo, carnavalesco y pachanguero, nos receto su consabida fórmula de verbena popular en la que una fiel legión de payasos se regodeó coreando sus temas al más puro estilo de una barra brava gaucha.

6. Jarabe de Palo. Pau Donés es otro de los básicos del VL. Pese a sus complicaciones de salud, el español nos regaló una emotiva descarga de rock ibérico durante la noche del primer día de Vive con temas como “Depende” y “Grita”, que solamente de recordarlos nos vuelven a enchinar la piel.

7. Los Fabulosos Cadillacs. Hay tres bandas que no pueden faltar para que el Vive sea el Vive: Maldita Vecindad, Café Tacvba y Los Fabulosos Cadillacs. Su set es uno de los más ensayados y puntuales: desde el intro con “Cadilacs” hasta el cierre con “Yo no me sentaría en tu mesa”, los comandados por Vicentico no necesitan variantes para cumplir con creces y  poner a gozar al respetable.

8. Prophets of Rage. Rage Against The Machine + Cypress Hill + Public Enemy = uno de los mejore grupos híbridos de la historia. Su set fue un mixtape de canciones icónicas de rap y rap rock que, sin dar tiempo ni para respirar, soltó balazo tras balazo donde el blanco favorito de la furia fue el presidente de EU, Donald Trump.

9. Bronco. Pese a quien le pese y discuta quien discuta, Bronco es una banda enorme y Lupe Esparza debe ser reconocido como uno de los mejores frontman de la historia de México. Tal como los Ángeles Azules hicieron en 2013, Bronco literalmente atascó el Pilsner Plata con hordas de seguidores que gritaron sus canciones a voz de cuello, mientras en el escenario desfilaban artistas como Carlos Sadness y Los Caligaris, que se unían para interpretar junto al “gigante de América”.

10. Antidoping. El segundo día el reggae llegó al escenario principal con la banda oriunda de Coyoacán, Antidoping. Los mexicanos celebraron 25 años de trayectoria decantando su mezcla de reggae cumbiambero que los ha mantenido vigentes durante todo este tiempo en la escena del reggae nacional.

11. LNG/SHT. El debut del rapero punk cancunense favorito de la CDMX fue una auténtica locura que demostró los alcances de la música honesta y sin pretensiones. LNG SHT tocó temas como “Club de los 27” y “Muchacha 1”, interactuó con la gente con la gente en su estilo particular bromeando de todo y todos (hasta el mismo). Pero si algo quedará para la historia del festival como documento de la época actual, fue el momento en que Muelas de Gallo, de La Banda Bastón,  y el youtuber Chumel Torres se unieron al rapero en la tarima para cantar “Llaves teléfono y cartera”.

12. Liran’Roll. Rock urbano de pura cepa. Liran’ Roll es de esas bandas incansables cuya herencia debería ser hoy más reconocida que nunca junto a otros de sus colegas. “El perdedor” y “María” fueron sin duda el momento culmen de su presentación en donde nos tocó ver a varias caras jóvenes que sí tienen a Liran’ Roll como referente.

13. La Sonora Santanera. Maestros de la música tropical y de cabaret, la Sonora Santanera interpretó de manera impecable su danzones y cumbias, pero si algo hay que mencionar fue cuando la archifamosa Paquita la del Barrio se apoderó del escenario para interpretar “Rata de dos patas”.

14. Brujería. Death metal chicano, letras en spanglish y una piñata de Trump para que el público la descuartizara: Juan Brujo y Brujería recetaron la parte más maciza del Vive con canciones como “Matando güeros”, donde nuevamente el blanco predilecto fue el rubio presidente norteamericano.

15. Mon Laferte. La chilena ya se cuece aparte: los años en la escena mexicana en los que estuvo bastante activa en los circuitos subterráneos le han rendido frutos a la sudamericana, quien pasó de ser ubicada solo por una -gran- canción, a ser ya una fuerza mayor por si misma, donde ya su estilo musical es inconfundible.

16. Rancid. Cátedra de punk en toda la extensión del concepto, Rancid tardó 25 años en visitar México por primera vez y no obstante que tuvo algunas dificultades de sonido, la retahíla de hits como “Olympia”, “Old friend”, “Fall back down”, “The Bottle”, “Roots and Radicals” y “Ruby Soho” satisficieron a los fanáticos que disfrutaron a una de las mejores bandas de punk que habrán de aparecer en el Vive Latino.

17. Zoé. Pocas bandas pueden darse el lujo de tener una generación entera a sus pies, y Zoé es una de ellas. Su música funciona como vínculo entre la escuela noventera del rock mexicano y las generaciones que le entraron ya avanzados los dos miles, público que abarrotó el escenario principal del Vive durante la presentación de León Larregui y compañía.

18. Justice. La dupla francesa descargó beats a más no poder para culminar esta edición del Vive. Sonido y presentación extremadamente cuidada e hiperproducida, la nitidez y elegancia que regaló Justice a su paso fue el soundtrack perfecto para cerrar los 18 años del VL y esperar a lo que el año aún tiene por ofrecer en lo musical.