Doblan a Izquierda minorías en Constituyente

10/01/17
Doblan a Izquierda minorías en Constituyente

La conformación de los 10 grupos parlamentarios y los 40 designados ha provocado que la izquierda, que domina en la Ciudad, deba buscar consensos y acuerdos. (Foto: Ángela Ávalos)

El tiempo no es el factor más complejo que los constituyentes deben librar para tener lista la Constitución el 31 de enero. Tampoco las inasistencias o la falta de presupuesto. El mayor reto es lograr que dos terceras partes de los diputados de cada sesión acepten cada artículo.

La conformación de los 10 grupos parlamentarios y los 40 designados ha provocado que la izquierda, que domina en la Ciudad, deba buscar consensos y acuerdos.

En las últimas elecciones, los votos para el PRI, PAN, Nueva Alianza, Encuentro Social y PVEM no llegaron al 30 por ciento; sin embargo, dentro de la Asamblea Constituyente estos partidos ocupan 46 de las 100 curules, casi la mitad, por lo que sus intereses han marcado la agenda en la discusión de la Constitución capitalina.

Negociaciones y concesiones

Hasta el cierre de esta edición, se habían aprobado 13 de los 72 artículos; en más de la mitad, los partidos de izquierda no consiguieron imponer los temas tal como querían. Hubo que reclamar derechos que ya existían en La Capital.

Con el 70 por ciento de la votación efectiva en la Ciudad, el PRD, Morena y Movimiento Ciudadano se han visto obligados a consensuar con los partidos minoritarios.

Por ejemplo, el artículo 26, que corresponde a la Comisión de Principios Generales, proponía el término de “progresividad financiera”, que implicaba el cobro de más impuestos a aquellos con mayores recursos económicos, sin incremento para los sectores vulnerables de la población.

Aunque la izquierda se unió para defender el término, la unión del bloque PRI, PAN, PVEM, PES, Nueva Alianza y los enviados del Ejecutivo federal consiguieron dividir al Pleno. El tablero electrónico marcó un resultado de 43 contra 42.

No se alcanzaron las dos terceras partes, lo que obligó a que esa parte del artículo se regresara a la Comisión para una nueva redacción que generara consenso.

El resultado: una vez que se regresó ese fragmento del artículo –que deberá ser sometido a votación del Pleno–, se eliminó el polémico término de “progresividad financiera”. Esta vez, con el apoyo del PRD, la segunda fuerza en la Ciudad, que tuvo que conformarse para avanzar en la redacción del documento final.

Ni un paso atrás… ni adelante

La búsqueda de consensos para poder aprobar los 72 artículos obligó al PRD a ceder en luchas simbólicas para comunidades como la LGBTTTI.

El artículo 14, por ejemplo, que corresponde a la Comisión de Carta de Derechos, omitió de manera explícita el término “matrimonio”, para garantizar las uniones civiles del mismo género. A cambio, la izquierda pactó con el bloque de minorías y buscar una redacción general, que aunque jurídicamente sigue protegiendo ese derecho, lo remite a una ley secundaria.

Pero no todo va mal para la izquierda. Tuvo un logro importante que pone a la CDMX de nuevo como progresista en derechos sociales: la aprobación de la eutanasia, en el artículo 11, algo que sólo existe en cinco países en el mundo.