México: país petrolero, Presidente rico y pueblo pobre

10/01/17
México: país petrolero, Presidente rico y pueblo pobre

De acuerdo con el especialista Enrique Provencio, catedrático de la Facultad de Economía, esta situación se debe al rezago salarial y a la poca inversión en refinerías. (ARTE: ALLAN RAMÍREZ)

En México, los combustibles fósiles se venden caro y el salario se castiga, como si no fuera éste uno de los países más ricos en producción petrolera. El único que no sufre es Enrique Peña Nieto, quien es prácticamente el presidente mejor pagado del orbe. Es el jeque del Tercer Mundo.

Los efectos de producir a diario 2.1 millones de barriles de petróleo no los siente la población, que hoy paga hasta un 24 por ciento más cara la gasolina que al cierre de 2016. En 17 años, ha subido en 203 por ciento, aunque México produce más petróleo que Noruega y Venezuela, países que viven de este recurso, y casi tanto como Brasil y Estados Unidos.

Sin embargo, el salario mínimo es el peor con respecto a todos esos países, y es la nación en donde el ingreso alcanza para menos litros de gasolina. No obstante, Peña Nieto gana más que cualquiera de esos mandatarios, en salarios mínimos de cada país.

De acuerdo con el especialista Enrique Provencio, catedrático de la Facultad de Economía, esta situación se debe al rezago salarial y a la poca inversión en refinerías.

“El salario mexicano es el segundo más bajo de América Latina; países como Chile, Argentina o Perú estuvieron mejorando su salarios los últimos años”, mencionó el especialista.

Agregó que si se hubiera construido la refinería de Atitalaquia, Hidalgo, prometida en el sexenio pasado, se estaría importando 20 por ciento menos de gasolina.

“El abandono durante casi dos décadas de la construcción y modernización de las refinerías nos tendría en este momento en una situación menos vulnerable. El error más importante fue abandonar la refinería, fue aceptar el argumento de lo que más nos convenía era importar gasolina”, recalcó.

Asimismo, criticó las acciones gubernamentales ante esta situación.

“No sólo deja mucho que desear, es totalmente criticable. La actitud del Gobierno ha sido muy pasiva, ha estado esperando que los acontecimientos los atropellen.

“No ha convocado a los sectores productivos, no han abierto un diálogo nacional para tratar de encontrar soluciones y rutas de acción más firmes”, recalcó.

En resumen, somos un país de extrema riqueza natural, con funcionarios que cobran mejor que los de Primer Mundo y una población sumida en la carencia, la cual paga el combustible más caro del planeta con respecto a su poder adquisitivo.

#GASOLINAZO MUNDIAL

Durante 4 horas y 57 minutos del 3 de enero, Follow the hashtag, una herramienta de análisis de Twitter, registró millones de tuits que llevaban la etiqueta #gasolinazo. Además, evidenció que el tema se ha tocado en los cinco continentes habitables del mundo.

La audiencia es similar a la población entera de Canadá y Dinamarca.

La tendencia y cantidad de conversaciones en la red social a partir del tema es tal, que por minuto se lanzan más 25 mensajes sobre el tema.

Esta red de microblogging ha sido una catarsis para millones de mexicanos alrededor de todo el planeta.