Una nostálgica Josefina

17/04/17
Una nostálgica Josefina

En su quinto día de campaña, Josefina Vázquez Mota, candidata por el PAN a la gubernatura del Estado de México, visitó Naucalpan y Tlalnepantla. (FOTO: EDUARDO LOZA)

Baja de una camioneta Yukon, que podría alcanzar un precio hasta de un millón de pesos. Camina sobre la colonia que la vio crecer. Su mirada se pierde y se topa con lo que frecuentemente vio durante su adolescencia: las Torres de Satélite.

En su quinto día de campaña, Josefina Vázquez Mota, candidata por el PAN a la gubernatura del Estado de México, visitó Naucalpan y Tlalnepantla, municipios que formaron el corredor azul en 1996. Viejos recuerdos y promesas de mejorar la seguridad fueron la constante de ese día.

El terruño

En su regreso a La Florida, en Naucalpan, la nostalgia impera.

“Estoy muy orgullosa porque ésta ha sido mi casa. Mis padres, mi familia, viven a unas cuantas cuadras. Aquí llegué a vivir a los 13 años de edad, aquí me casé, en Naucalpan, aquí nacieron mis tres hijas”, recuerda.

A diferencia de otros eventos, las banderas blancas con las siglas PAN y las playeras con el slogan “Más Que Un Cambio” son escasas, los trajes y vestidos de cóctel predominan.

A las 9 de la mañana, la candidata panista se reúne con clubes de Rotarios, quienes dicen promover la paz y fomentar la educación. El Patio de la Virreina es la sede. Los asistentes son distintos a las personas que tanto presume que conoció en sus giras como Secretaria de Desarrollo Social, entre 2000 y 2006. Diferente al 49.6 por ciento de la población del Estado de México, que se encuentra en situación de pobreza, según el CONEVAL.

La blanquiazul saluda a cada uno de los que le estiran la mano como si fuera una añeja amistad que con la que se vuelve a encontrar. Besos, abrazos, apretones de mano, selfies.

Ya entrada en su discurso revive los tiempos donde la paz imperaba en la zona, y esta vez golpea de forma indirecta un compañero de partido.

“Cuando llegué a los 13 años a La Florida caminé muchas veces para tomar la combi. Podía hacerlo sin ningún temor. Quiero que volvamos a vivir así”, dice.

Hoy, el municipio gobernado por el también panista Edgar Olvera sufre una crisis de inseguridad: es el segundo municipio con mayor cantidad de feminicidios, después de Ecatepec, por ejemplo.

Del gourmet a la garnacha

A las 4:30 de la tarde, en el Correo Español, los líderes tlalnepantlenses la arropan. Le exponen sus dudas. La ronda termina, pero un hombre se levanta e interrumpe. Es Luis Alberto Ugalde, se dice familiar de la actual Alcaldesa de Tlalnepantla, la priista Denisse Ugalde. Afirma sentirse decepcionado por la gestión de ésta y pide ser incorporado al equipo. Vázquez Mota asiente y dice que así será.

Tras casi una hora, se despide y el templete es invadido para las selfies. El aglutinamiento provoca que el equipo de seguridad saque a la candidata por una puerta trasera. Tiene poco más de media hora para llegar a la colonia La Blanca, a 8.4 kilómetros; el tránsito de viernes es pesado, pero llega a tiempo.

A diferencia de las reuniones previas, el recibimiento es más coloquial y caluroso: matracas, chiflidos y porras. Acá el evento no fue un lugar cerrado ni mucho menos un establecimiento donde sirvan rebosantes platillos, se llevó a cabo sobre el asfalto.

Aquí, la vendedora de pepitas se puede pasear entre la multitud sin inconveniente alguno. Los perros pueden deambular entre los asistentes. Incluso, la base que carga un par de bafles sirve como portería para que un par de niños cascareen.

Desde niños en pañales hasta personas de la tercera edad son el público. Escuchan la promesa de mejorar la seguridad. Josefina la presenta como uno de sus mayores atractivos en este día y, al parecer, será así en toda la campaña.