Aprueban eutanasia como derecho constitucional en CDMX

04/01/17
Aprueban eutanasia como derecho constitucional en CDMX

La eutanasia es, pues, el primer paso adelante que dan los constituyentes en los derechos vanguardistas para la Ciudad de México. (Foto: Cuartoscuro)

Una vez que entre en vigor en la Ciudad de México la primera Constitución, la eutanasia, que es la posibilidad del “buen morir”, será un derecho para todos.

Esta propuesta, empujada por Jesús Ortega del PRD, convierte a La Capital del país en la primera entidad en abrigar de su carta magna el derecho a la muerte digna, un paso adelante a la Ley de Voluntad Anticipada que fue aprobada en 2008.

En la discusión del artículo 11 de la Constitución, que corresponde a la Carta de Derechos, Ortega Martínez propuso una reserva para que de forma textual en el documento y no en una ley secundaria, quedara consagrado el derecho a las personas a una vida digna que incluye la muerte digna.

“Eutanasia es, entonces, un acto deliberado que causa la muerte con el fin de dotar de calidad de vida al paciente en sus últimos momentos y se centra en la inhibición de un sufrimiento prolongado por razones, precisamente, humanitarias.

“Seamos razonables y admitamos que la muerte es parte de la vida y que tanto la vida como la muerte debieran enfrentarse con dignidad”, explicó Jesús Ortega, quien califica su propuesta como “Eutanasia activa”.

Con 56 votos a favor, apenas los suficientes para completar las dos terceras partes necesarias para que algo quede firme en la Constitución, las bancadas de izquierda: PRD, Morena y Movimiento Ciudadano respaldaron la inclusión de la eutanasia en el texto que deberá quedar concluido el 31 de enero.

“Toda persona tiene derecho a la autodeterminación y al libre desarrollo de su personalidad.

“Este derecho humano fundamental deberá posibilitar que todas las personas puedan ejercer plenamente sus capacidades para vivir con dignidad. La vida digna contiene implícitamente el derecho a una muerte digna”, dice el artículo aprobado.

Esta redacción no estaba incluida en el dictamen a discusión ni en la propuesta entregada por el Jefe de Gobierno a la Asamblea Constituyente.

En la Ciudad de México en el 2008 se aprobó la Ley de Voluntad Anticipada que implicaba que antes de perder facultades por una enfermedad, una persona tuviera derecho de renunciar a cualquier tratamiento que alargara la vida, cuando se hubiese diagnosticado una enfermedad terminal.

La eutanasia es, pues, el primer paso adelante que dan los constituyentes en los derechos vanguardistas para la Ciudad de México.